Exposición Homenaje a su trayectoría artística

José Ugaz (1928 – 2018)

Periodo: del 7 de julio al 4 de agosto, 2021
INAUGURACIÓN: Miércoles 7 de julio, 19.30 – 21.30 h.
Visitas: lunes a domingo 10:00-14:00 y 17:00-21:00 h

José Ugaz, natural de Chiclayo, llega a Lima desde donde recorre como novillero pueblos de la sierra de Perú, donde las corridas de toros forman parte de las fiestas patronales, siguiendo una tradición asentada durante la colonia, época en que se levanta la plaza de toros de Acho, que es la primera de Lima y de América del Sur, donde Ugaz llegó con su traje de luces a torear dando vuelta al ruedo, también es en Lima donde inició sus estudios de dibujo y pintura en la famosa Academia de Arte Concha de Lima. En el año de 1948, llegó a España de polizonte en un barco procedente del Perú que arribó a Barcelona, el azar, su destino y la suerte quiso que conociese al entonces Cónsul del Perú en Barcelona, quien al conocerlo y alimentado por los anhelos y espíritu libre de este joven peruano, asumió los gastos de estadía y de su viaje a Madrid, donde a los pocos meses hará realidad sus sueños de novillero bajo el auspicio del diestro Domingo Ortega y contando con la crítica favorable del filósofo Ortega y Gasset, quien al ver su estilo de torear señala: “ése es un inca que ha muerto hace más de mil años, sólo así se puede esperar al toro con esa naturalidad y quietud de muerto”, llegó a torear en la plaza de toros de las Ventas de Madrid, y en otras ciudades y pueblos de España.

Dejó el traje de luces para continuar su labor pictórica. Sus primeras épocas están marcadas por el tema taurino, pero su interés por la investigación sobre la pintura lo lleva a sintetizar sus obras en su manifiesto “Alegoría de la Naturaleza”, donde habla: “buscar mediante la improvisación y análisis. Silencio antes que pensamiento, el vínculo a fin de todos, formas y sensaciones, la solución de los problemas en elementos componentes, el perfecto equilibro, sensaciones en una sensación concentrada, expresión dinámica y espiritual de la línea, movimiento contenido en elementos componentes, sensación presente: Conceptualismo que constituyen la armonía cuantitativa, pensamiento en la sensibilidad, sentimiento hacia el entendimiento. Crear una serie de sensaciones a tono de estructura perceptible para que exista lo receptivo. Así nace el sentimiento, en razón conceptual…”, en su paleta el color aflora sobrio y está ligado a sus herencias artísticas del arte precolombino como en los colores de los Mochica, Chimú, Paracas, Chancay, etc.

Desde 1988, participa activamente con la segunda generación que llegan a Madrid, en exposiciones colectivas de pintura, entre otras organizadas por la Embajada del Perú en España y el Consulado General Perú en Madrid. La presente exposición nos acerca a una selección de sus pinturas de 65 años de constante trabajo plástico en Madrid. Esta muestra no solamente es la presentación de las obras de Ugaz como uno de los máximos exponentes de la primera generación de artistas, sino que también principalmente es un homenaje a un artista que ha entregado su vida al trabajo constante en el difícil camino del arte a ese sueño que supo hacer realidad “Su pintura”.  Texto de Arturo Chipoco Cáceda, antiguo Cónsul General del Perú en España

X