Junio, 2022

04Jun6:00 pmRecital de cello y pianoManuel Panadero y Elena Frutos

Detalles del evento

Reserva aquí tu entrada

Sonata para cello n.º 3 en La mayor, Ludwig van Beethoven
Sonata para cello en Do mayor, Segei Prokofiev
Sábado 4 de junio, 18.00 h. – Espacio Ronda Madrid
Entrada 12 euros

Elena Frutos compagina su actividad concertística con su labor pedagógica en la Cátedra de Repertorio con piano del Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo de Sevilla. Ha sido premiada en numerosos concursos de piano y música de cámara, entre ellos Premio Vicente Scaramuzza, Concurso Internacional Ciutat de Carlet, Concurso Internacional Ciudad de El Ejido y Ciudad de Linares Marisa Montiel. Ha tocado como solista con las orquestas OSCYL, Sinfónica Goya, Filarmónica del CSMA y del CIM de San Lorenzo de El Escorial. También ha realizado recitales en grandes ciclos y festivales como AIE Clásicos en Ruta, Finge Festival, Festival Pianomeeting, Festival Rafael Orozco y ciclo de conciertos Música en el Instante. Ha realizado el Máster en Interpretación en la Escuela Superior de Música Reina Sofía con la Profesora Galina Eguiazarova. Ha trabajado como pianista repertorista en el Conservatorio Superior de Música de Castilla y León y en el Centro Superior Katarina Gurska de Madrid, y como profesora de piano en el Conservatorio Profesional de música Monteverdi y en el Summer Camp Música y Cultura de la ESMRS.

Manuel Panadero ha estudiado en los conservatorios Arturo Soria, Padre Antonio Soler (San Lorenzo de el Escorial), comenzando su formación con Victoria Méndez y Pablo Borrego. También ha recibido clases magistrales de Cristoph Richter (Folkwangschule), Suzanne Hornbach Müller y Dieter Messlinger en Essen (Alemania). Posteriormente recibe clases del violoncellista Sergei Messropian. En el terreno de la música de cámara ha trabajado con la pianista y profesora Djurdjica Kovalj, y posteriormente con Sofia Nebolsina, con la que realiza numerosos conciertos en formación de trío y dúo cello-piano, y en cuya escuela es profesor de violoncello durante los años 2001-2008. Complementariamente a su formación como violoncellista estudia Viola da Gamba en el conservatorio Padre Antonio Soler. Como profesor, ha impartido clases en Nebolsin – centro de estudios musicales, American School of Madrid y Aula de Músicas. En otro ámbito, es licenciado en ciencias químicas, en la especialidad de química orgánica, por la Universidad Complutense de Madrid.

La Sonata para violonchelo n.º 3 en La mayor, Op. 69, es la tercera de las cinco sonatas para violonchelo de Ludwig van Beethoven. Compuesta en 1807-08, pertenece a su periodo medio, en el que compuso, entre otras obras, sus sinfonías quinta y sexta. Fue estrenada en 1809 por el violonchelista Nikolaus Kraft y la pianista Dorothea von Ertmann, estudiante de Beethoven. Publicado por Breitkopf & Härtel el mismo año, fue dedicada a Freiherr Ignaz von Gleichestein, amigo de Beethoven y violonchelista aficionado. Las dos primeras sonatas de Beethoven eran, como de costumbre en ese momento, piezas de concierto virtuosas para piano, con el instrumento de cuerda desempeñando un papel secundario. La tercera sonata ha sido descrita como la primera sonata para violonchelo que da a los dos instrumentos la misma importancia. Un modelo para composiciones posteriores en el género, se ha interpretado y grabado a menudo, incluidas versiones con instrumentos históricos. Es la primera obra de Beethoven en utilizar técnicas avanzadas de violonchelo. La sonata es formalmente la más expansiva de las sonatas para violonchelo de Beethoven, pero también la más melódica, y tuvo éxito con el público desde el principio. El violonchelista Steven Isserlis describió la obra como la primera sonata para violonchelo de la historia para dar a los dos instrumentos la misma importancia. Se ha mantenido como modelo en el género, para obras de Mendelssohn, Brahms, Debussy y Shostakovich.
Este Opus 69 consta de tres movimientos:
1. Allegro, ma non troppo – 2. Scherzo: Allegro molto – 3. Adagio cantabile – Allegro vivace

La Sonata para Violonchelo en Do mayor, Op. 119, fue compuesta por Sergei Prokofiev en 1949. El año anterior, Prokofiev fue acusado de formalismo por el Decreto Zhdanov y gran parte de su música fue prohibida. Sin embargo, continuó componiendo música, aunque no estaba seguro de si sus nuevas obras alguna vez se interpretarían en público. En 1949, Prokofiev asistió a un concierto en el que Mstislav Rostropovich interpretó la Sonata para violonchelo n.º 2 en La menor op. 81 de Nilokai Miaskovsky. Prokofiev quedó tan impresionado por la actuación de Rostropovich que estaba decidido a escribir una Sonata para violonchelo para él. La Sonata para violonchelo fue publicada en Moscú en 1951. La obra se estrenó el 1 de marzo de 1950 en la Sala Pequeña del Conservatorio de Moscú con Rostropovich y el pianista Sviatoslav Richter. En sus memorias, Richter escribió: Dimos la primera interpretación de la Sonata para violonchelo de Prokofiev. Antes de tocarla en concierto, tuvimos que interpretarla en la Unión de Compositores, donde estos caballeros decidían el destino de todas las nuevas obras. Durante este período, más que cualquier otro, necesitaban averiguar si Prokofiev había producido una nueva obra maestra o, por el contrario, una pieza que fuera «hostil al espíritu de la gente». No fue hasta el año siguiente que pudimos interpretarla en público, en la Pequeña Sala del Conservatorio de Moscú.
La sonata está estructurada en tres movimientos:
1. Andante grave – 2. Moderato – 3. Allegro, ma non troppo

Hora

(Sábado) 6:00 pm

Lugar

Espacio Ronda

Ronda de Segovia, 50

Organizador

Espacio RondaReservas e información 91 366 1041 / 639 819 503 info@espacioronda.com

X