Cuándo:
20th noviembre 2018 @ 7:30 pm – 9:00 pm
2018-11-20T19:30:00+01:00
2018-11-20T21:00:00+01:00
Precio:
Gratuito
Información e inscripciones
Escuela de atención
616 864 905

En cada cambio de estación tenemos la oportunidad de re-sintonizarnos en cuerpo, alma y espíritu con la Naturaleza, de redirigir nuestro eje vital, de introducir una semilla de intención para el nuevo ciclo estacional que comienza. De esta forma, evolucionamos junto a los ciclos de la Naturaleza.

A lo largo del año hay cuatro momentos de cambio importantes marcados por el comienzo de una nueva estación.

En esos momentos aparecen circunstancias más sensibles donde se puede recibir una nueva información-energía. En la medicina tradicional alquímica cuando las sustancias están en proceso de cambio es cuando en ellas se puede realizar una transformación: el paso del agua de sólido a líquido o de líquido a vapor. Cuando algo está muy sólido y fijo el proceso de cambio es mucho más difícil.

La naturaleza vive los procesos “solve et coagula” de la alquimia:

en otoño e invierno predominan los procesos “coagula”
y en primavera y verano los procesos “solve”.
En invierno predomina el agua en estado sólido (nieve, hielo), las plantas permanecen con la energía latente bajo la tierra concentrada en la raíz.
Sin embargo, en primavera el agua fluye líquida, todo se expande en forma de floración y vegetación.
Así nuestro organismo también vive estos procesos, lo que ocurre en la Naturaleza y en el Cosmos también ocurre en nosotros, pertenecemos al mismo Espíritu dentro del Macro y Microcosmos.

Con nuestra ajetreada vida, a veces no somos lo suficientemente conscientes de estos cambios. Sugerimos parar un momento en el ritmo de nuestras vidas, para meditar, observar lo que ocurre en el bosque o campo más cercano, realizar una pequeña ceremonia o bien participar en las celebraciones asociadas a cada uno de estos cuatro instantes misteriosos.

Proponemos poner consciencia en estos tiempos de inicio de cambio en la Naturaleza, para recibir un nuevo impulso, energía e información, de la Tierra, del Cosmos, e integrarlo en nuestro espíritu y en nuestra vida. Interiorizando estos momentos podemos realizar siembras de intención para el trimestre venidero, los tres meses siguientes antes de una nueva estación.

Mas información aquí