Cuándo:
9th Julio 2017 @ 7:30 pm
2017-07-09T19:30:00+02:00
2017-07-09T19:45:00+02:00
Precio:
10€
Información e inscripciones
Espacio Ronda
913661041 / 639819503 (whatsapp)

Elías Cepeda, Flauta
Yosvany Milián, Violín Primero
Jorge Huelva, Violín Segundo y Viola
Lázaro Pulido, Contrabajo
Andrés Cisneros, Percusión
Alberto Joya, Piano

Los integrantes del grupo Aché Danzón, con larga trayectoria en la música, se reúnen en Madrid con el proyecto de “Música Tradicional Cubana.¨

Partiendo de los orígenes de lo que fue considerada, durante mucho tiempo, la música cubana por excelencia (Danzas, contradanzas y Danzones) nos llevan hasta la actualidad sorprendiéndonos con la introducción de nuevas sonoridades, que nos harán vibrar con sus interpretaciones magistrales.

El formato de Aché Danzón es el de la charanga francesa que consta de: flauta, violín, contrabajo, percusión, y piano. Siendo ésta la utilizada por el pianista y musicólogo Odilio Urfé, hijo de José Urfé que introdujo el Montuno a este género. En algunos temas el grupo incluye la sonoridad de la viola.

El Danzón surge del desarrollo de la danza y la contradanza cubana, piezas en las que los compositores fusionaban los estilos clásicos con células rítmicas de las danzas negras africanas; y aunque es un género típicamente bailable por su estructura rítmica, hoy en día también se presenta en formato de concierto.

Morfológicamente tiene forma de rondó, y en algunas partes de ésta se utilizaban melodías ya conocidas en el repertorio internacional del estilo clásico, como son: fragmentos de conciertos, de sinfonías, de zarzuelas, lo que hacía que los danzones fueran muy bien acogidos por el público.

El primer Danzón conocido, “Las Alturas de Simpson“, se escuchó por primera vez el 1 de enero de 1879 en el Liceo de Matanzas. Fue compuesto por Miguel Faílde (1852-1921).
El Danzón tuvo gran arraigo y se convirtió en el baile nacional de Cuba. Es un ritmo, muy elegante y cadencial, que estaba muy solicitado en las fiestas de los grandes salones de Cuba.

Una característica peculiar de éste era que en la introducción las mujeres solían dar un paseíllo abanicándose por el salón; mientras los hombres esperaba su regreso, que coincidía con la siguiente melodía.

A principios del siglo XX se fue extendiendo a otros países como: Méjico, Venezuela, Colombia.. Este género ha dado origen a otros estilos como el Son, el Mambo, y el Cha- cha- chá.